mitos griegos y romanos

Sunday, December 04, 2005

ejemplos de mitos griegos

*Los orígenes de la civilización: el mito de Prometeo.
Los griegos explicaban el origen de la civilización humana a través del mito de Prometeo. Algunas versiones de la leyenda le atribuyan incluso la creación del propio género humano a base de arcilla. Prometeo era un titán (Los Titanes eran una especie de divinidades primordiales que habían precedido a los dioses olímpicos), que se convirtió en el defensor de los seres humanos.
Cuando Zeus arrebató el fuego de la tierra, Prometeo lo robó y se lo entregó y se lo entregó a los humanos, enseñándoles además las artes y las ciencias que podían ayudarles a mejorar sus condiciones de vida. Pretendió también engañar a Zeus en el reparto de la carne ofrecida en el sacrificio, invitándole a elegir la parte de los huesos cubierta con la grasa en lugar del resto de la carne oculta bajo las tripas. Como castigo por esta terrible ofensa, Zeus creó a la mujer, Pandora, a la que los dioses dotaron de todos los encantos. Pandora abrió la tinaja que contenían todos los males y así dio inicio a la vida desgraciada de los mortales.
* Una historia universal: el mito de las edades.
Según el mito griego, la primera etapa de la historia humana fue la edad de oro, una época feliz en la que los dioses y los hombres vivían en completa armonía, a ésta le sucedieron las edades de plata y bronce, en las que las condiciones de vida empezaron a cambiar de manera brusca. La guerra y la violencia eran entonces las notas dominantes, y todos sus habitantes fueron finalmente aniquilados por los dioses a causa de impiedad. Les siguió la edad de los héroes, una raza más justa y virtuosa que las anteriores. Sin embargo, pereció también a causa de las guerras libradas en torno a las ciudades de Troya y de Tebas. Finalmente vino la edad de hierro, una época presidida por la fatiga y las miserias y en la que se alternaban las alegrías y las desgracias.
*Una mirada al pasado: la edad de los héroes.
Para los griegos, todas las referencias a su pasado se concentraban en la denominada edad de los héroes. Los héroes eran una especie de semidioses que superaban a los hombres en fuerza y valor, pero compartían con ellos su condición de mortales. Sin embargo, a diferencia de los hombres, eran objeto de culto tras su muerte (la cual siempre tenía lugar de forma violenta) y ocupaban un lugar destacado en la imaginación popular griega.
Eran los fundadores reconocidos de todas las comunidades humanas, los inventores de todas las artes y oficios, y unos guerreros que habían combatido en las guerras de Troya y de Tebas.
La guerra de Troya tuvo lugar a causa del rapto de Helena, esposa del rey Menéalo de Esparta, por el príncipe troyano Paris. Los griegos organizaron una expedición contra Troya y durante diez años combatieron al pie de sus murallas hasta que la ciudad fue tomada y destruida. La guerra de Tebas se libró entre los hijos de Edipo, Eteocles y Polinices, en su lucha implacable por el poder.
LOS DIOSES GRIEGOS.
Los principales dioses griegos eran doce y componían el denominado panteón del Olimpo, el monte donde se creía que tenían su morada. Estos dioses presentaban la apariencia de una gran familia, jerarquizada en torno a la figura del padre.
Cada uno de ellos tenía sus funciones específicas y su dominio de influencias. Se les representaba con imágenes humanas, prototipos de la belleza física ideal. Poseían también las mismas pasiones y deseos que el género humano y se veían envueltos así en frecuentes disputas y peleas. Sin embargo, eran inmortales y, en su conjunto, representaban una ordenación del universo que daba sentido a la vida humana.

¿qué es un mito romano?

LAS CREENCIAS ROMANAS

* La religión utilitaria.

Es la religión consistía en un conjunto de prácticas rituales que se realizaban con gran detalle y minuciosidad para conseguir el favor de la divinidad hacia todas las actividades humanas.
Para los romanos era más importante que los ritos que se realizaran con precisión que la actitud moral del individuo que los llevara acabo. El principal objetivo era conseguir la pax deorum (“la paz de los dioses”), es decir, que todos sus actos se llevaran a cabo con la aprobación divina y sin que alteraran la voluntad de los dioses. De este modo, la divinidad era una garantía de felicidad.
Las dos virtudes fundamentales eran la fides, la fidelidad a todos los compromisos y obligaciones contraídos, y la pietas, el respeto por todo los ritos. El hombre establecía una especie de contrato con la divinidad que le garantizaba su protección y apoyo en los momentos difíciles. Se trataba de un do ut des (“te doy para que tú me des”), un compromiso mutuo mediante el cual el hombre se comprometía a realizar determinadas ceremonias y rituales con la firme esperanza de que la divinidad respondiera a su llamada, obligada, a su vez, por las ofrendas y sacrificios rituales llevados a cabo en su honor.

Saturday, December 03, 2005

ejemplos de mitos romanos

MITOS Y LEYENDAS DE ROMA

En una célebre obra del gran fabulista clásico Apuleyo se narra la atractiva historia de un rey que tenía tres hijas. Las dos mayores estaban casadas y gozaban de la estima y el respeto de sus maridos respectivos pero, la menor -de nombre Psique-, permanecía aún bajo el mismo techo que sus progenitores. La hermosura de la joven benjamina era superior a la de sus hermanas y al resto de las muchachas del reino. Tenía muchos pretendientes que la admiraban y la miraban con vehemencia mas, pasaba el tiempo, y nadie se atreva a solicitarle relaciones formales. El exceso de hermosura -si es que tal expresión se me permite-, que detentaba la figura de la joven Psique, lejos de decidir a sus solícitos enamorados, los espantaba; y ninguno se atrevía a pedirla en matrimonio, pues todos temían el rechazo de la bellísima muchacha. La preocupación de los padres de Psique iba en aumento, y el anhelo por casar a su hija menor crecía de día en día. Por fin, decidieron acudir al oráculo en busca de consejo y ayuda. La respuesta que recibieron de la sibila encargada de transmitir el mensaje del oráculo los dejó, al mismo tiempo, perplejos y asustados. Y es que Psique, vestida con sus mejores galas, tenía que ser conducida hasta la cumbre casi inaccesible de un lejano monte, y abandonada a su suerte. Con harto dolor de su corazón, los padres de la hermosa muchacha cumplimentaron, hasta en los más mínimos detalles, la orden del oráculo. Bañaron el esbelto cuerpo de la joven, lo ungieron con humectantes aceites y olorosos perfumes, la vistieron como a una novia y, una vez conducida hasta el lugar indicado por el oráculo, la abandonaron.CEFIRO VIENTOEl viento bonancible que provenía del Oeste era siempre bien recibido por los antiguos pues, en su buenandanza, siempre arrastraba tras de sí buenos augurios, y mejores nuevas, que iba depositando en todo tiempo y lugar. Se le conocía con el nombre de Céfiro y estaba considerado, además, como uno de los más fieles mensajeros de los dioses.Según el relato de los hechos, Psique se hallaba ahíta de soledad, temor y temblor -pues el oráculo también había predicho que un monstruo vendría a buscarla-, en la nebulosa cumbre de aquella desconocida montaña a la que la habían traído sus progenitores, cuando llegó el viento Céfiro -que cumplía una orden de Eros/Cupido, dios del amor- y, con suavidad, la envolvió entre su bruma para transportarla hacia otro lugar mucho más hermoso y luminoso; la muchacha tuvo miedo a lo desconocido, no pudo resistir la impresión, y se desmayó. Mas, después de un tiempo prudencial, Psique despertó y no acertaba a salir de su asombro, pues se hallaba en una gran sala de paredes relucientes, adornadas con fino marfil y pulido mármol. Echada sobre un lecho de plumas, Psique aparecía con el semblante apacible y sereno; su cuerpo era todavía más hermoso que en todos los instantes anteriores de su vida. La tranquilidad de aquel idílico lugar sólo era interrumpida por misteriosas voces que avisaban a Psique de que eran sus sirvientes y se ponían a su disposición. Cuando la muchacha quiso saber dónde se hallaba, le respondieron que en el más hermoso de los palacios del más grande de los amadores que hasta entonces hubiera conocido. Observó, también, una vez hubo salido de su asombro, que ninguna de las puertas tenía cerradura, y que todas se abrían a su paso; por tanto, considero Psique que no se hallaba prisionera, lo cual la reconfortó considerablemente. LA NOCHE MAS HERMOSAMuy poco duraba el día en aquel suntuoso palacio y, cuando llegó la noche, y ya la hermosa joven se había recogido en sus aposentos, sintió junto a ella la presencia sutil de un enamorado que la llenó de caricias y la colmó de ternura: era Cupido. Este, a preguntas de Psique sobre su personalidad, rogó a la hermosa muchacha que se conformara con gozar de su presencia y con estar a su lado, pero que no tratara de desvelar el misterio de su vida. No obstante, la recomendación más encarecida de Cupido a su amante Psique fue la de que no tratara de ver nunca su rostro pues, de lo contrario, se romperla todo lazo entre ambos y una gran desdicha los alcanzaría.Cupido siempre abandonaba aquel nido de amor cuando llegaba el alba y, aunque a Psique le hubiera gustado tenerle a su lado también durante el día, sin embargo, respetaba las razones de su misterioso consorte y no se le pasaba ni por la imaginación desatender las recomendaciones de aquél.Había transcurrido tanto tiempo desde que la joven Psique saliera de la casa de sus padres que, un buen día, le entraron ganas de visitarlos. En cuanto tuvo ocasión, se lo consultó a Cupido y, éste, desaprobó la pretensión de su compañera. Pero, como Psique no escuchaba de labios de Cupido razón alguna que la convenciera de lo contrario, volvió a insistir sobre la conveniencia de viajar hasta la casa de sus progenitores. Cedió por fin Cupido y, su joven y hermosa mujer, fue a visitar a su familia.EL ROSTRO DE UN EFEBONo bien hubo llegado Psique a la casa de sus padres, cuando ya toda su familia estaba esperando a la hermosa muchacha, para agasajarla y para oír directamente de sus labios todo aquello que hasta entonces consideraron rumores infundados.Sus progenitores repararon que el aspecto de la joven era aún más radiante que antaño, cuando les cupo la obligación cruel -derivada de su consulta al oráculo- de abandonarla en un lejano e inaccesible monte. Sus padres y sus hermanas se alegraron de ver tan sana y tan llena de vida a la bella Psique, y se maravillaron de todo cuanto le había acontecido; escuchaban con gran atención los diversos relatos que la joven iba hilvanando de forma espontánea y, sus hermanas -acaso por efectos de la envidia que iba prendiendo en ellas, a medida que Psique daba más detalles de lo que le había acontecido-, instaron a la muchacha a que viera el rostro de su esposo, y le argumentaban que acaso no se dejaba ver porque tenía una cara monstruosa y horrorosa, tal como ya había adelantado el oráculo en su mensaje. Picada por los torcidos juicios de sus hermanas, Psique aceptó la lámpara que ellas le dieron y prometió encenderla en el momento oportuno para, así, desvelar de una vez por todas aquella espe cie de secreto que su querido marido guardaba tan celosamente. Además, ya Psique estaba harta de pasar el día a solas, sin la dulce compañía de su esposo, y pensaba que conociendo su fisonomía le obligaría a permanecer todo el día en el suntuoso palacio que les servía de morada. Y es que el amor que Psique/Alma profesaba a Eros/Cupido, avivaba en ella el deseo de verle a la luz del día, de fijar sus ojos en su figura, la cual se le antojaba a Psique muy hermosa.DESPEDIDALlegó el día de su partida y, la hermosa muchacha, se despidió de los suyos entre bromas y veras y les aseguró que siempre los llevaría en su recuerdo. No sin cierta zozobra, emprendió el largo camino hasta el palacio de su misterioso esposo. Aún era de día cuando llegó, por lo que sólo los sirvientes salieron al encuentro de Psique. Esta se encerró en su aposento a la espera de la llegada de la noche, que le traería el más valioso de los regalos, es decir, la presencia de su querido esposo Cupido, al que ya la joven Psique echaba mucho de menos.Efectivamente, con inusitada precisión, en cuanto Helios/Sol llegó a su ocaso y las sombras de la noche se extendieron por doquier, la hermosa muchacha sintió a su lado la presencia cálida de su querido esposo que, pleno de ternura, le mostraba una vez más las mieles del amor. Pasaron los primeros momentos de fogosidad y la calma vino a adueñarse de ambos protagonistas; mas, mientras uno dormía felizmente satisfecho, el otro fingía descansar. Pasó un tiempo prudencial y Psique, decidida a llegar hasta el final con su plan, encendió la lámpara que sus hermanas le regalaban para semejante menester. Dirigió la mortecina luz hacía el lado en el que yacía confiado su esposo y, al momento, vio junto a sí el cuerpo y el rostro hermoso, de uno de los más jóvenes y bellos efebos que imaginarse pueda. Nerviosa y aturdida, ante la inesperada visión, Psique no pudo evitar que de su lámpara cayera una gota de aceite hirviendo que fue a estrellarse en la misma cara de Cupido. Este despertó al instante y desapareció como por ensalmo.AMOR AUSENTEDesde el instante mismo en que Psique vio la cara de Cupido, ya no volvió a conocer momentos de dicha ni de felicidad. Ya no moró en el antiguo palacio, ni le sirvieron doncellas y, lo que fue peor aún, perdió a su amor, que no era otro que el Amor con mayúscula, es decir, un monstruo, como el propio oráculo había predicho, pues abandonaba a vivir solitarios a quienes previamente había enseñado la dulzura de vivir en compañía.Narran las crónicas que, a raíz de los desgraciados sucesos reseñados, la joven Psique se vio sola y vagando por el mundo sin que nadie la ayudara en su infortunio. La propia Venus -diosa del Amor-, que siempre había sentido celos de la hermosa muchacha, aprovechó esta ocasión que le brindaba el destino y obligó a Psique a realizar tareas y trabajos desagradables, duros y difíciles para que su hermosura se ajara y se agostara. Y, así Psique se vio sometida a vejaciones tales como perseguir carneros salvajes para esquilarlos y cardar e hilar su lana; hacer montones con semillas de diferentes plantas para, a continuación, separarlas por clases y especies; llenar de agua pesados cántaros, o voluminosas cántaros, en fuentes guardadas por gigantescos dragones que espantaban con sus bocanadas de fuego a toda criatura que osara acercarse, etc.EL OSCURO REINO DE HADESPero, con todo, la más desagradable tarea que Venus impuso a Psique consistió en obligar a la muchacha a bajar al Tártaro, a los dominios abisales de Hades/Plutón, para recoger de manos de Perséfone -mujer, a la fuerza, del dios de los Infiernos, pues la había raptado cuando la joven, acompañada por la ninfa Liana, recogía flores en las selvas sagradas de Sicilia- un frasco de la Juventud que, en ningún caso, debería abrir la joven recadera, ni tampoco aspirar sus esencias.Cuando ya se hallaba en el camino de vuelta, la muchacha no pudo resistir la tentación y abrió el frasco de las esencias; al instante se esparció por el aire un extraño perfume que tenía la propiedad de adormecer a toda criatura viviente. La propia Psique sufrió aquellos nefastos efectos y, en unos momentos, quedó sumida en un profundo sueño del que nunca despertaría por sí misma. Fue entonces cuando Cupido, que todavía seguía enamorado de la bella Psique, acudió en su ayuda y, al verla dormida, la pinchó con sus flechas para despertarla al Olimpo para rogar al poderoso Zeus que le permitiera hacerla su esposa. Aunque Psique pertenecía a la raza de los mortales, el rey del Olimpo concedió a Cupido los favores que pretenda y, éste, se casó con la hermosa Psique que, desde entonces, gozó del Amor de Cupido y alcanzó la inmortalidad. También, y por mediación del propio Zeus, la bella diosa Venus se reconcilió con Psique.Artistas clásicos, y de todos los tiempos, han plasmado en sus obras el mito de Cupido y Psique. Esta aparece, con relativa frecuencia, dibujada con cara de niña y tocada con unas alas de mariposa; en torno a ella, cual imágenes vivas del propio Cupido revolotean pequeños amorcillos que impregnan al conjunto de un encanto lúdico.HERO Y LEANDROSLa historia mítica de la célebre pareja, formada por Hero y Leandros, se forjó en la oscura noche de los tiempos, cuando el embravecido océano se tragó la vida de uno de los dos amantes para, llegada la mañana y la calma, arrojar su cuerpo a los pies del otro que ya desesperaba ante su ausencia. El dios Neptuno, dueño y señor de las aguas, ¿cómo permitiría tan execrable crimen? Acaso los mortales no deban fiarse de los dioses pues, en realidad, nada malo hacía Leandros cruzando cada noche el mar, para reunirse con su amada Hero, y retornar al lugar de origen cuando el alba era llegada.El relato de los hechos lo narra el gran cantor Ovidio con la fuerza lírica que le caracteriza. La tragedia de Leandros y Hero comienza, no obstante, de forma feliz. Aquél era un joven valeroso que vivía en una ciudad situada en el lado asiático del estrecho de los Dardanelos. Mientras que la segunda era una de las más hermosas sacerdotisas que formaban la corte de la diosa del amor, y vivía en otra ciudad situada en la zona europea del estrecho. Ambos se querían por encima de fronteras convencionales o geográficas y hacían todo lo posible por reunirse diariamente.LA TEMPESTADEra Leandros quien, henchido de valor, cruzaba a nado cada noche las frías aguas del Helesponto para encontrarse con su amada. Esta, desde la otra orilla, mantenía siempre avivada la llama de un farol, colocado en la torre más alta de su propia morada, para orientar a su amante. Mas, una noche tormentosa, en la que el mar aparecía embravecido, y soplaba un viento huracanado, el farol de Hero se apagó y la muchacha no pudo encenderlo. Mientras tanto, Leandros nadaba sin rumbo alguno, y era zarandeado con fuerza por el temporal hasta que, cansado y exhausto, se ahogó sin ver la luz que, en vano pretendía encender su amada. A la mañana siguiente, Hero se hallaba en la atalaya atisbando el horizonte y como intuyendo un mal presagio, cuando descubrió, allá abajo, el cuerpo exánime de su amado flotando sobre aquellas fatídicas aguas. La joven no pudo sobreponerse a su desdicha y, presa de desesperación, con el sólo propósito de reunirse con su amado, se tiró al mar desde la alta torre en que se hallaba subida, y se ahogó.LEYENDA DE FAON Y SAFOEn la mítica isla de Lesbos vivía un viejo de piel arrugada y enjuta, y tan lleno de achaques, que parecía imposible conocer su edad. Su nombre era Faón y tenía una barca con la que se ganaba la vida transportando personas y enseres hasta las cercanas costas de Asia.En cierta ocasión, se acercó a la barca de Faón una mujer de aspecto avejentado, que cubría su desmirriado cuerpo con sucios harapos, y que venía a solicitar los servicios del anciano barquero, pues tenía necesidad de pasar al Continente cuanto antes. Faón, que había tomado a aquella mujer por una pordiosera necesitada, se prestó a socorrerla en todo lo posible y, no sólo la acomodó en su barca, sino que también la ayudó pecuniariamente para que, así, pudiera seguir su camino. El viejo Faón recibió a cambio una cajita con ungüento que, al decir de la extraña mujer, era una especie de elixir de la juventud, pues tenía la propiedad de volver tersa y joven la piel de quienes se lo aplicaran. No hizo mucho caso el viejo barquero a las palabras de la desconocida, pero aceptó su regalo con muestras de agradecimiento. FAON EL JOVENDe regreso con su barca hacía Lesbos, Faón, acaso para matar el aburrimiento, decidió aplicarse en su arrugado rostro aquella maravillosa crema -siguiendo las instrucciones de la pordiosera- y su asombro fue mayúsculo pues, al instante, la piel de su cara se trocó tan lisa y llana como la de un niño, Probó a embadurnarse todo el cuerpo y, en unos momentos, se volvió tan lozano y joven como un efebo. Se preguntó, entonces, quién sería la mujer indigente que había llevado en su barca y llegó a pensar que se trataba de alguna deidad, pues tanto poder no podía ser detentado por persona mortal alguna. Efectivamente no andaba muy descaminado Faón en sus apreciaciones, ya que aquella mujer que transportó en su barca era la mismísima diosa Venus, que se había disfrazado de menesterosa para probar la sensibilidad del barquero ante la desgracia ajena.Pasó el tiempo y todas las mujeres se enamoraban de aquel hermoso joven en que Faón se había transformado. Pero hubo una, en especial, que intentó conquistar el corazón de Faón porque se había enamorado de él; se trataba de la joven y hermosa poetisa Safo.MORIR DE AMORSin embargo, Faón hacia oídos sordos a toda pretensión y, cansado de recibir tanto agasajo por parte de las muchachas de Lesbos, decidió abandonar aquella región y establecerse en Sicilia. Pero, Safo, que ya no podía soportar la ausencia de aquel amor, hasta entonces no correspondido, siguió a Faón hasta su actual residencia y, una vez allí, le declara su amor y le recita suaves odas y tiernos versos, compuestos por ella misma, por ver si así consigue ablandarle el corazón. Mas, Faón el joven, se vuelve cada vez más arisco y desprecia sin contemplación alguna el amor de la desdichada Safo, la cual decide poner fin a su vida a causa de tanto desamor y desaire por parte del orgulloso efebo; la muchacha sube decidida hasta la cima de una peña del monte Léucade y, sin pensárselo dos veces, se arroja al mar desde lo alto para desaparecer, al instante, entre las oscuras aguas del agitado océano.Todo Lesbos lloró la muerte de Safo y, en su memoria, se erigieron templos por toda la isla, en los que se le rendía culto y se le ofrecían sacrificios rituales, cual si de una deidad se tratara. Además, se acuñó moneda con la efigie de la desdichada muchacha, como recuerdo de su auto-inmolación en aras del amor fallido.Entre las capas populares de Grecia creció la admiración por aquella muchacha que había sido capaz de morir de amor. Y, entre la población culta, se valoraron y recitaron sus odas y elegías, especialmente aquellas que tenían como tema principal la pasión amorosa. Incluso su nombre figuró al lado de las nueve musas y, el halo de lirismo que desprendían las composiciones de tan singular poetisa, se extendió por todos los rincones de la isla de Lesbos. Por doquier se la veneraba a causa de sus versos cargados de sensibilidad y henchidos de ardor y pasión, lo cual llevó a la población a considerarla como la "décima musa".LEYENDA DE ALCIONEOExisten varias versiones a propósito de la personalidad de Alcioneo y muy poco se parecen unas a otras, A nosotros nos interesa, de manera especial, la historia amorosa de Alcioneo, por ser la que más cuajó, y la más conocida, entre amplios grupos populares de la antigüedad clásica. Sin embargo, conviene que enumeremos algunas otras versiones del mito de Alcioneo que también son relativamente conocidas.Por ejemplo, hay dos versiones de la leyenda de Alcioneo que lo presentan como un ser desproporcionado, como un gigante. Su valor y fortaleza eran de tal calibre que, según la leyenda, se atrevió a plantar cara a los dioses y a librar con ellos cruentas batallas. Se le reconocía como líder y caudillo de los hijos de Gea/Tierra y Urano/cielo, es decir, de los Gigantes. Su talla era descomunal, y estaba dotado de una resistencia física difícil de abatir. Hasta tal punto que, como narran las crónicas, los propios dioses tuvieron que pedir ayuda al gran héroe Hércules/Heracles. Este entabla con el gigante una dura lucha, que comienza en un solitario lugar del istmo de Corinto, y consigue traspasar su fornido cuerpo con una enorme flecha impregnada en la sangre venenosa de la Hidra de Lerna -monstruo de innumerables cabezas que, apenas eran cortadas, volvían a reproducirse- pero, curiosamente, el gigante Alcioneo no sufre daño alguno; antes bien se levanta reconfortado y vuelve a la lucha. Arranca dos enormes peñascos de la tierra y los lanza contra Hércules con la intención de aplastarle, pero no lo consigue porque el avisado héroe había huido hacia la región de Beocia pues, según le había informado la diosa Atenea, era el único lugar en el que se podía vencer a Alcioneo. Las dos enormes piedras quedaron delimitando el istmo de Corinto, como prueba de la lucha entre tan feroces contrincantes. Ciertas narraciones de la presente leyenda, identifican al gigante Alcioneo con uno de los numerosos ladrones que, por aquel tiempo, merodeaban y operaban en el istmo de Corinto.PERSECUCIONDetalles aparte, lo cierto es que Alcioneo persiguió a Hércules hasta Beocia y allí lo atacó rabiosamente. Aunque otras versiones explican que fue Hércules mismo quien trasladó a hombros a Alcioneo desde Corinto hasta Beocia para, así, poder acabar con él, puesto que en la región del gigante no era posible darle muerte, ya que la Tierra -su madre- lo hacía revivir de nuevo.La lucha entre ambos colosos tuvo un desenlace fatal para Alcioneo que, en cierto modo, ya se encontraba bastante debilitado por efecto del veneno que contenía la flecha que llevaba aún clavada en su cuerpo. El héroe Hércules se mostró implacable para con su enemigo y, en cuanto vislumbró signos de abatimiento en él, le lanzó un enorme y certero mazazo -pues la maza era uno de los atributos que caracterizaban al héroe Hércules, y una de sus más temibles armas- que acabó con la vida del temible gigante Alcioneo. En realidad, parece inexplicable que los dioses del Olimpo tuvieran necesidad de aliarse con un mortal como Hércules, para poder vencer al gigante Alcioneo; mas, así son narrados los hechos en la época clásica. Se dice también que, en cuanto las hijas de Alcioneo se enteraron de la muerte de su padre, decidieron arrojarse al mar y convertirse, así, en criaturas marinas, especialmente en peces alciones -nombre con que se conoce, también, al Martín Pescador-; de entre todas las hijas de Alcioneo fue Palene, convertida en agua de sus otras hermanas, quien vivió de forma muy especial la muerte de su padre. Ante tan nefasta noticia, la muchacha se vio invadida por el dolor y la desesperación más agudos y, no pudiendo sobreponerse a la pérdida de su padre Alcioneo, se tiró al mar y, al instante, quedó convertida en un escamoso y escurridizo alción.VENGANZA CRUEL DE HERANo obstante, hay un relato de la vida de Alcioneo que apenas tiene nada en común con lo hasta aquí expuesto. Según una tradición griega, Alcioneo era un hermoso joven que moraba en la ciudad de Delfos, famosa porque en ella tenía su sede el oráculo de Apolo.En una de las montañas cercanas a la mítica ciudad de Delfos había una caverna oscura que servía de refugio a un monstruo de enormes proporciones y, al que la población temía porque, según una tétrica leyenda, raptaba a los niños de los contornos para chuparles la sangre. Al parecer, el bestial monstruo era la personificación de una antigua doncella que, asediada con insistencia por Zeus, consintió yacer con el poderoso rey del Olimpo, lo cual provocó la ira de la celosa Hera -esposa de aquél- quien, de forma fulminante, convirtió a la infeliz doncella en el horroroso monstruo Síbaris.LA FUENTE DE SIBARISEra tal el daño que aquel terrible animal infligía a la población de Delfos que, como último recurso, decidieron consultar al oráculo de Apolo. Este respondió que, para aplacar al sanguinario Síbaris, había que llevarle un joven efebo de la ciudad de Delfos, y abandonarlo a la entrada misma de la pestilente madriguera del monstruo, para que fuera sacrificado por éste. El joven elegido fue Alcioneo que, sin protesta alguna por su parte -puesto que tal era la recomendación de la sibila-, se dejó conducir hasta el lúgrube lugar señalado por el oráculo. Cuando la comitiva había llegado a la entrada de la gruta, salió de entre los presentes un muchacho joven, llamado Euríbato, que se ofreció a ser canjeado por Alcioneo, pues se había enamorado de él apasionadamente. Todos los aquí congregados se quedaron perplejos ante la petición del muchacho y, sin más preámbulos, aceptaron su ofrecimiento. Euríbato sutituyó a Alcioneo, como víctima propiciatoria y, al ver que este último le miraba con temura, y que de sus ojos caían lágrimas de agradecimiento, pensó que el amor todo lo puede y, en vez de dejarse morir pasivamente, penetró con decisión en la hedionda cueva y atacó al monstruo. Lo arrastró hasta la salida y aplastó su disforme cabeza contra el saliente de una roca; la bestia reculó como por ensalmo y se precipitó para siempre en la hon dura abismal de la gruta. Nunca más se supo de Síbaris pero, en el lugar en que Euríbato le estrelló su cabeza, nació un manantial del que brotaron las más frescas y cristalinas aguas de toda la región de Delfos. En memoria de todos los hechos allí acaecidos se llamó aquel lugar Fuente de Síbaris. Y, más tarde, cuando los Locros -pueblo al que pertenecía Euríbato- se establecieron definitivamente en Italia, fundaron una cuidad a la que, en recuerdo de la efeméride reseñada, pusieron por nombre Síbaris.ANAXARETA: CORAZON DE PIEDRAOtra de las leyendas clásicas que se hicieron populares en los vetustos tiempos míticos, fue la de Ifis y Anaxáreta. El primero era un muchacho joven y lleno de vida que cometió el error de enamorarse de la segunda. Anaxáreta despreció siempre a Ifis y rechazó, con insistencia, toda pretensión de transformarse en amante del muchacho. Ambos jóvenes eran chipriotas y, Anaxáreta tenía por antepasados a importantes personajes históricos, tales como Teucro, considerado como el fundador de Salamina de Chipre. La joven era tan orgullosa, que no sólo hacía oídos sordos a los ruegos de su abnegado admirador, sino que también se mofaba de él en cuantas ocasiones se le presentaban.Un aciago día, el muchacho, perdida ya toda esperanza de ser, no ya aceptado por Anaxáreta, sino escuchado, tomó una radical determinación y se ahorcó en el dintel de la puerta misma de la casa en la que su despreciativa amada moraba. Más, se da el caso, que no por ello sintió la joven chipriota dolor o misericordia algunos; antes al contrario, los relatos del luctuoso suceso explican que Anaxáreta dio muestras de una sorprendente pasividad ante la aparatosa muerte de quien había sido su más contumaz pretendiente. Como si la muchacha tuviera el corazón de piedra, exclamaban sus conciudanos.Tanto es así que, al pasar el entierro del joven Ifis, la muchacha contemplaba el cortejo desde su ventana con toda tranquilidad. Entonces, Venus -la diosa del amor-, irritada ante la frialdad, y la ausencia de sentimientos, de que hacía gala Anaxáreta, convirtió a ésta en una estatua de piedra.EL AMOR DE PIGMALIONAcaso una de las leyendas de amor más inverosímiles y extrañas de la época clásica, sea la de Pigmalión y su estatua favorita. Según la tradición popular, Pigmalión era un soberano cretense muy aficionado a la escultura: todo su tiempo libre lo dedicaba a labrar la piedra, hasta que un día halló que había esculpido una figura femenina tan hermosa que ya no pudo separarse nunca de ella. Hasta rogó, e invocó, a los dioses del Olimpo que le permitieran casarse con aquella estatua de piedra que, por lo demás, era una fiel imitación de la diosa Venus y, por eso mismo, tenía que ser la diosa quien decidiera lo que había que hacer al respecto.Pasaba el tiempo y Pigmalión se sentía cada vez más atraído por aquella efigie que consideraba su obra maestra. Estaba ya como trastornado y pedía insistentemente a la propia Afrodita/Venus que le buscara, para hacerla su esposa, una mujer idéntica a la que él había hecho de mármol. Un día que Pigmalión se hallaba ensimismado mirando aquella obra maestra observó que se movía y que -¡oh, prodigio!-, bajaba de su pedestal de mármol y se acercaba a su hacedor con la misma prestancia de un ser vivo. Sin salir de su asombro, Pigmalión se vio en brazos de aquella mujer que era una réplica fiel de la estatua que él había esculpido. ¿Que había sucedido?; pues que la diosa Afrodita/Venus había decidido dar satisfacción a Pigmalión y, para ello, nada mejor que convertir su estatua en una mujer real, a la que se la impondrá el nombre de Galatea. Después de los sucesos reseñados, Pigmalión y Galatea se casaron, vivieron felices y tuvieron una hija llamada Pafo; ésta era tan bella que hasta el propio Apolo la pretendió.

¿qué es un mito griego?

*El mito en Grecia.
Un mito era un relato tradicional, transmitido de generación a generación, que trataba sobre todos aquellos temas que preocupaban a la sociedad. Los griegos utilizaron estas historias para reflexionar sobre los principales problemas que afectaban al individuo, a la familia o a la comunidad en general. A través de los mitos, los griegos adquirían una idea coherente del mundo que explicaba todos los fenómenos de la naturaleza y de la sociedad humana.
Los mitos contenían elementos históricos, aunque tratados de forma poco rigurosa, que se mezclaban con otros motivos de carácter ideal o fantástico. Presentan una cierta ordenación cronológica al situar a cada héroe y cada acontecimiento dentro de un riguroso esquema genealógico. Se sitúan también, habitualmente, en un espacio concreto y familiar, como las diferentes regiones griegas o los territorios vecinos más conocidos. No abundan, en efecto, los espacios puramente imaginarios. Predominan los seres humanos frente a los monstruos y otro tipo de seres extraordinarios que pueblan las mitologías de otras culturas.
El mito representa también la conciencia griega del pasado. Era de hecho la mejor y única referencia de los griegos a su propia historia. Nadie dudaba de que las guerras libradas en torno a las ciudades de Troya o de Tebas constituían acontecimientos datables en un momento dado de los tiempos remotos. Explicaban los rituales religiosos y la posición del hombre frente a la divinidad. Transmitían los valores morales y representaban el principal instrumento educativo de la civilización griega.
Toda la literatura y el arte griegos utilizan el mito como temática fundamental. Los grandes mitos constituyen el tema principal del teatro y la poesía y sus imágenes aparecen representadas en las pinturas y en los relieves escultóricos que adornaban los principales edificios públicos. El mito constituyó una especie de lenguaje propio de la cultura griega que expresaba su particular concepción del mundo a través de estas fascinantes historias.

grandes mitos griegos y romanos

GRANDES MITOS GRIEGOS Y ROMANOS
En esta conferencia de grandes mitos Griegos y Romanos, no espero dar una retahíla de todo el amplio compendio de mitos, de estas dos culturas. Además mi ciencia o profesión es la Astrología, que podría traducirse en los tiempos griegos como el estudioso de las divinidades; traducidas en los planetas errantes, que en su recorrido por la eclíptica, línea en el cielo claramente determinada, marca un sentido de la realidad de la mitología como religión&ciencia, ciencia de lo inmemorial. Mi trabajo ha consistido en depurar todas las técnicas de la tradición o llegadas de la tradición griega, con las avanzadas efemérides y herramientas de la nueva ciencia, ordenadores, programas con calculo preciso para 2000 años antes del nacimiento de Jesucristo, por ejemplo hacen del trabajo del astrólogo algo preciso y cómodo. He de decir que esta charla va ha constar de dos hechos mitológicos griegos, los de los grandes mitos griegos, grandes dioses Saturno, Urano y Júpiter del libro raíz de la mitología, comparado en esta charla con la Biblia, el Talmuz o el Corán este libro es Los trabajos y los Días de Hesiodo sVII aC. URANO-SATURNO Este primer dato nos da pie, para traducir el primer estudio mitológico con astrología y siglo XX: Dicen que Urano cubría a GEA, la tierra, cada noche y que esta instruyó a Saturno y le dio una hoz, dentada, para castrar a Urano, lo que hizo una noche de coito, con los dos genitales de Urano En Astrología del sXX podemos consultar libros de historia con las fechas de nacimiento o históricas de todo este siglo y me refiero al libro tan útil, de Crónicas del siglo XX de Plaza y Janes editado 1986. En la relación de personajes políticos del sXX, obtenemos una relación de todos los que tienen aspecto entre Nodo de Lunar-Urano. Para que se hagan una idea del valor del Nodo Lunar digamos que es la octava superior del ascendente, y este da el regente de la carta, el nodo lunar da la misión de la vida. Tengo un listado de 50 y pico políticos con este ciclo en la que se incluyen todos los dictadores, además de personajes que aun siendo elegidos democráticamente, o que han aceptado parte de la normativa de sus países, son claramente dictadores, ejemplo de Nixon. Ha sido muy interesante este trabajo, para ver que si en la conjunción u oposición y cuadratura están los dictadores más claros: Musolini, Marx, Stalin, Hitler, Franco, en aspectos de 72º y 144º tan poco estudiados, de los cinco a siete personajes todos toman grandes decisiones dictatoriales, por lo que traducimos estos aspectos como importantes. La traducción de este estudio de investigación, es que el ciclo Nodo Lunar-Urano da dictadores. El otro ciclo de interés para la traducción es el ciclo Nodo Lunar-Saturno en el que vemos todas las ONG, de escaso número, y los Organismos Gubernamentales Internacionales ONU-CEE, extractadas 25 fechas de las que fallan Sociedad de Naciones 1919 la cual no tuvo futuro en su día. Por no tener ciclo. El día 26 VI 1945 se creaba la ONU cincuenta naciones firmaban este tratado, soslayado estaba, que EEUU quería, tenía que utilizar la bomba nuclear, quería tomar la decisión del lanzamiento de dicha bomba, apoyado por las naciones aliadas en aquellos días. Cuarenta y un días después. El día 6 y 9 de VIII 1945 se lanzaban las bombas nucleares de Hiroshima y Nagasaki, con el aspecto estelar de tener Urano 54º a Vulcano y este 54º a Neptuno. El aspectode 54º es él más beneficioso del horóscopo, como la rueda de la fortuna, aun se sigue dando en el 2002 por progresión para este día. La ONU Organismo Gubernamental, determinada por el ciclo Nodo lunar-Saturno en conjunción es la encargada de castrar el impulso dictatorial, de los causantes de la Segunda GM. El día 6 y 9 de VIII se castraba a Urano, de él nacerían las Erinías, las dominantes del látigo, dueñas de las conciencias humanas que hasta Júpiter temía, Los Gigantes traducidos como las multinacionales y Venus la diosa de la riqueza como los G7. La victoria de EEUU es total, Japón se rinde. Transportamos esos 41 días a años para ver la veracidad de las progresiones, 41 años después de 1945 da 1986 ¿Qué ocurre este año? Dos accidentes conmocionaron al gran enemigo de EEUU en la guerra fría, esto es Chernovil y un submarino nuclear ruso, con el último paso del Halley, se hundía la confianza de la URSS, en su poderío nuclear pacifico y militar. En Enero de 1987 Corbachof traducía esto, en un discurso en contra del comunismo, como sistema que necesitaba Perestroika y Glasnow, Trasparencia de las instituciones. Otro submarino hundido en 1989 unido en progresión al 9 VIII Nagasaki. El comunismo caía en 1991, el gran enemigo de EEUU Desde la creación de la ONU y posteriormente la CEE y sus mas de 25 fechas, los Organismos Gubernamentales han decidido la historia del siglo XX, y por supuesto Saturno a dominado los estertores de la historia. JÚPITER-SATURNO El segundo estudio de Grandes Mitos Griegos, esta en la leyenda de Saturno que tenía la mala costumbre de comerse a sus hijos. Rea su mujer optó al nacer Zeus o Júpiter de envolver unos pañales con piedras y engañar el apetito de saturno. A su hijo Zeus lo escondió en la isla de Creta en la cueva Diktea amamantado por la cabra Amaltea y los lamentos de Zeus escondidos por el tronar de los escudos de los curetes que según Sánchez Drago eran los antiguos Iberos, vamos a estudiar estas palabras una a una. Dice Cicerón que con la justicia se tienen todas las virtudes. De Diktea o de la raíz Dikt obtenemos las dos formas de justicia divina Dictadores y adictos Cuando una sociedad o país pierde el respeto a todos y a todo, los dictadores como en la antigua republica romana, entraban en juego, Franco es un ejemplo de esto. Adictos, una vez consolidada la monarquía y la democracia en España hemos asistido a un gran cambio generacional y han tomado cartas de destino las adicciones a todo tipo de vicios. La democracia da libertad y vicio, siendo una pena ver como gran parte de la sociedad ha tendido a los vicios, sexo, juego, drogas, ambición, codicia. Es o no justicia divina juzguen ustedes. Dicen que Zeus en reconocimiento a que Amaltea le amamantase, la puso en el cielo en la constelación de la Auriga como la estrella Capella. De Amaltea nacen los cuernos de la abundancia. De la piel de Amaltea Zeus construyo la Egida, piel dorada de cabra que solo el y Palas Atenea tenían derecho, a cubrirse el pecho para defenderse de sus parientes. Capella es la estrella por excelencia de la nación española, con un milímetro de error, sobre la carta astral de los astrónomos, el planisferio Celeste, obtenemos que la Unidad de España con la conquista de Granada 2 I 1492 12 LMT Granada, Capella es la estrella fiducial de España. También en la nueva Monarquía Española de 22 XI 1975 12:36 Madrid y personajes. Y como Franco, Rey Juan Carlos o Príncipe Felipe la tienen de fiducial. Es una estrella defensiva, de hay los castillos de España. Aldebarán el ojo de Dios o del toro es la estrella anglosajona, es armamentística, estas dos estrellas junto a Algol para los árabes, estrella del diablo, para los griegos la medusa, forman el triangulo del poder, claro está algol es la razón de la guerra, obliga a una vida espiritual y a una misión en vida, es la estrella de mi padre y mía. La otra estrella es Alhena Sigamos con Amaltea traducida como estrella Capella, toda la tradición Griega se habla siempre de esta Égida. Jasón y los argonautas buscan el vellocino de oro, piel de cabra dorada. El cordero pascual de los cristianos. El Toisón de oro de los Habsburgo. JANO Ahora demos un gran salto en la historia y nos vamos al Dios del Imperio Romano, Jano. Jano se representa con dos cabezas de hombre una mirando a cada lado y se traduce como el Dios del pasado presente y futuro. Casi todos los imperios le han invocado; Roma con las dos cabezas humanas, España con dos águilas, Imperio musulmán con los leones de la fuente de Granada y el Imperio Americano y anglosajón con toda su logia y masonería apoyada por la astrología dando su nacimiento con un Sol en 12º de Cáncer afelio de la tierra llamado apogeo: en 1688 Guillermo de Orange, Imperio Ingles, y en 1776 Imperio Americano. Hay en Girona un templo dedicado a este Dios, Dios de la astrología y del Tarot como decía Confuncio conoce tu pasado para conocer tu futuro Es el Museo de Arqueología de Gerona, tenemos un templo cristiano destrozado por los franceses y solo queda un Dios en imagen, es Jano, queda otra imagen en Cantabria de este Dios. La fuente del Marques de Camps también en Girona invoca a este Dios. Jano es el Dios por excelencia de los romanos, siempre que estos hacían la guerra dejaban las puertas abiertas del templo. Nunca ha sido vencido solo el pecaminoso hombre con su olvido o falta de respeto, a perdido su ayuda y su poder es el Dios que pone en el lugar que les corresponde a las naciones, como hace Saturno con las personas. La tradición de la ciencia empírica de saturno la estudiada y admitida. El futuro de la ciencia siempre debido a Urano a una casualidad que ha hecho caer las columnas del pasado de la ciencia, para dar paso a lo nuevo y un presente de la ciencia representado por Quirón asteroide o cometa entre las orbitas de Saturno y Urano que es el maestro que asimila de lo nuevo de Urano y traduce en ciencia, ya de pasado, o sea de Saturno. PROMETEO En este mito se ven las relaciones de los Griegos con los Hebreos. Prometeo es un Titán de los Judíos, inmortal por recibir de Kirón la inmortalidad que este había despreciado por la herida de su muslo (bajas pasiones). Prometeo su religión les hacia descender del barro con que su Dios los había moldeado, exactamente como en la Biblia. El trato comercial con Zeus el robo del fuego divino y como diría Freud el que el ave fénix le sacara el hígado (Júpiter) todos los días regenerado por las noches. Son datos a tener muy en cuenta. El fuego divino robado por Prometeo, es una expresión nuclear, y es digno decir que fueron judíos alemanes los que desarrollaron la energía nuclear y con ella las bombas nucleares en los años de la II Guerra Mundial. En las primeras bombas nucleares en Bikini se extendió la moda de este bañador y del deseo masculino y de la pornografía castigo de Zeus a Prometeo cuando este dio la mujer a los hombres 7) LAS OCTAVAS SUPERIORES Pitágoras, libro Grandes Científicos de la Humanidad: "Otro descubrimiento pitagórico fue la observación de que, cuando las cuerdas de un instrumento musical vibran con sonidos armónicos, sus longitudes forman una relación expresada por números sencillos (como 1:2, 1:3, 2:3, etc). Extendiendo este principio a los astros del sistema solar, afirmaron que las distancias de los planetas también forman las mismas relaciones, y que sus movimientos son armónicos, como las cuerdas, lo que dio origen a la idea de la musica de las esferas, que se mantuvo durante muchos siglos." El referirme a las octavas superiores, es fuente de haber interpretado con el tiempo los significados más evidentes de los planetas que conforman las octavas y con ello hacer práctica a la astrología del pasado, a la cual tenemos que volver una y otra vez para afianzar nuestros conocimientos. El sentido de octavas se debe, a que escogido el planeta, en este caso Venus, el signo que le representa es Tauro, al sumarle ocho signos de Géminis a Capricornio, el siguiente signo el octavo superior es el signo de Acuario y el planeta que lo representa o de domiciliación es Urano. Esto mismo lo hacemos con el signo de Géminis, cuyo planeta es Mercurio, le sumamos ocho signos y el siguiente es Piscis, cuyo regente es Neptuno. Así pues damos las octavas superiores de Venus, Urano y de Mercurio, Neptuno. Nadie ha hablado de la octava superior de Marte, en la antigüedad, pero parece como si un estudio referente al tema de octavas exigiera hacer coincidir dos planetas, esto se hace no por octava sino por similitud de significado, el planeta es Vulcano que es tratado como la octava superior de Marte, como más adelante intento dejar indicado. Todas las octavas quieren ensalzar lo divino como la poesía y en todas ellas vemos lo inmortal. "En música siete notas forman una octava, siendo la octava nota casi un duplicado de la primera y principio de una nueva octava". A) MERCURIO, NEPTUNO La octava que conforman Mercurio y Neptuno, afrontan estos dos planetas en su categoría de mensajeros, difundiendo a la población un tipo diferente de información. Mercurio es el planeta relacionado con los medios de comunicación, propagación de la noticia, lo que ocurre diariamente, el presente, es el mensajero de los dioses paganos: amor, guerra, fortuna, infierno, tiempo, etc. Es en todo superficial limitándose a comunicar sin tomar actitudes, reflexionando fríamente, lo que más importancia adquiere, es el medio, la forma, lo que se diga tiene la importancia de ser presente. Neptuno se convierte en la octava superior de Mercurio, al tocar los hilos del ser humano su espíritu, la ética, la moral, el mensaje de Neptuno es el que se da en los templos religiosos, ya sea de una u otra religión. Las necesidades espirituales de la población para actuar en la vida cotidiana. Las diferentes etnias, tendrán diferentes necesidades, lo que producirán cambios de tipo de mensaje, para la mejor convivencia social. Neptuno es el mensajero de un solo dios del que suelen nacer la vida, la naturaleza, el bien, la pureza, es un todo creador del mundo en que vivimos. Otra característica Neptuniana, es que este mensaje, solo tiene un libro del que nace toda la sabiduría: el Corán, la Biblia o el Talmud. Lo contrario a Mercurio cuyo medio más importante es la prensa. El mensaje de Neptuno se repite una y otra vez pero tiene la cualidad no parecer repetitivo y si necesario y esencial. B) VENUS, URANO La siguiente octava se da entre Venus y Urano, se confrontan aquí las relaciones, la compañía, la pareja. Empecemos por el planeta lento Urano representa las relaciones de amistad, el compañerismo, algo superficial del sujeto ser independiente, no acepta ataduras, es el tipo de relación de los estudiantes, de los de la misma población, lo que nos une por haber nacido en un mismo país, también la unión entre países para el bien del mundo, para una convivencia pacífica y solidaria. La aceptación de las diferencias étnicas, religiones, características, etc. Para no hallar confrontación directa, deseo de hermanamiento mundial, hacer más ligeros los nudos de los modos, evitando sometimientos, evidencia de posibles prejuicios. Venus tiene la facultad de unir, las relaciones personales tienen su máxima expresión con este planeta, pero lo más importante es la toma de conciencia, de las necesidades en el campo de lo cotidiano, del día a día. El niño recién nacido es el animal que necesita más cuidados y tarda más en lograr desarrollarse para sobrevivir, nuestra debilidad en el nacimiento es nuestra fuerza, la necesidad de asociarnos, de crear una tribu, de reforzar los lazos sociales para el bien de todos. Un lugar seguro de convivencia, nos une. La idea de pareja debió nacer de estas sociedades y en sí, es una necesidad del hombre y la mujer de encontrar una persona, y mantener con ella una relación superior, sobre todas las demás y con los frutos correspondientes, nacidos de ella. No deja de ser una relación de amistad y convivencia, en la que el amor da los lazos primeros a una unión de por vida. La amistad y el amor son privilegios entre los hombres. En el plano mundial Venus también es la fraternidad entre estados evitando al gran enemigo Marte deseoso de guerrear y de destruir. C) LUNA, SATURNO Parecen distantes estos planetas, su lazo de unión es la inmortalidad. En la Luna o alma corresponde a algo intangible que no abandona la tierra una vez que el cuerpo muere, posiblemente reencarnándose (lazo familiar). Saturno se muestra en la edad madura, que es nuestro motivo, servicio a nuestra comunidad o incluso a la humanidad. Esta todo escrito, desde los diez mandamientos, nuestra Carta Magna. Saturno es la inmortalidad visible, ejemplo (Unidad de España en 1492, la Independencia de EEUU). Algo como los huesarios de los cementerios que perdura siglos, miles de años, que notifica nuestro paso por esta vida. Con el estudio del ADN podriamos ver parentesco de los hombres que ahora moran por Atapuerca y comprobar si descienden de dichos hombres de hace 300.000 años. En la práctica mientras la Luna domina las Progresiones Secundarias, ciclo menstrual de 29 días, Saturno domina los Tránsitos ciclo de 30 años. D) MARTE, VULCANO-PLUTON Otra octava de la que no tenemos conocimiento, en antiguos libros por haber sido reciente el descubrimiento y entendimiento de Vulcano o Plutón, es la de este, con Marte, su emparejamiento por signos les hace gozar de parecidos claros. Marte en tiempos de paz, es la competencia, guerra comercial; es el esfuerzo, deporte medallístico, se ve al individuo por sus facultades, tanto mentales como físicas. Tiene que ver con la casa primera, la personalidad, lo agresivo, lo impulsivo, el dominio sobre otros con los medios que sea. Su domicilio es la guerra, teniendo cualidades de valor, fuerza, coraje, ideales, progreso. Aunque las guerras se acaban decantando en pestes, hambre, lisiados, depotismos y haciendo en sí, un infierno de la vida, este es el domicilio de Vulcano, que pasa a dominar en la superficie terrestre, abandonando su soterrada vigilia. Hay guerras que son necesarias, que nacen fruto de un pueblo oprimido, afligido, de una necesidad de justicia, de obligatoriedades patrias, no nos engañemos un pueblo débil se dejará imponer leyes de otros que siendo menos aptos para el gobierno tiene más poder militar. La guerra es un sacrificio por un bien común, un riesgo en el que la victoria es la finalidad. El simple esfuerzo para lograr éxitos en esta vida, la competitividad existencial representan a Marte. Vulcano o Plutón se le representaba como un águila o como el ave fénix. Los grandes Militares, presidentes de estados, reyes, tienen una situación de Vulcano que les determina, predominado en su carta, y haciéndoles palpitar con la energía oculta de la tierra, lo olvidado, las oscuras tradiciones de la vida y la muerte. Esto les impone reglas que pueden obligarles a tomar actitudes, que dado sus cargos, todos aceptaremos y sufriremos o gozaremos, según los tiempos que corran. Marte es el soldado que da su vida, Vulcano es el general al que se le responsabiliza del numero de bajas, el que da la vida de los soldados a su cargo. E) SOL, JUPITER Los dos grandes en influencia, tanto para el sistema solar interior como el exterior, dan muestras de compatibilidad, el Sol-Apolo en el se encuentra la vitalidad el corazón la parte mas noble del ser humano, veremos como Júpiter será donde encontremos en cada carta el bien de Dios, el Sol es el centro emisor de lo que creemos unos su influencia o lo que dejan en el mundo serán sus hijos, su dinastía otros crearán un libro, otros una nación todo lo creado por el hombre está inscrito en el Sol-Leo. El parecido con Júpiter como octava superior lo tenemos en su promoción si su finalidad entra dentro de lo imperecedero, si habrá o no continuidad, o más que esto si la expansión dada por Júpiter se mantendrá estable, si los principios del Sol se unen a los ideales, al tiempo de expansión de engorde. El Sol hace que en la microera de Leo 711 d.C. al 890 d.C. nacieran las dinastías Europeas de consolidación en el tiempo como se ha visto en mi trabajo. Para que la influencia de estas Dinastías fuera completa, o sea se creara de ellas un Imperio teníamos que encontrar en el tiempo Un día de principio Imperial con Júpiter en Cáncer o Júpiter opuesto a Plutón-Vulcano. Creo recordar que con otras palabras Francisco Humbral decía: "Racismo nobleza de los plebeyos Nacionalismo ideal del liberto Imperialismo divinidad de los reyes". F: ASCENDENTE, NODO LUNAR El Ascendente con su fuerza en la carta determinando los planetas angulares con el Ascendente o el Medio-cielo, nada son comparados con el efecto del Nodo Lunar sobre la carta y los planetas que este aspecta como vengo demostrando en mis trabajos. Esta octava esta clara si vemos un Júpiter relacionado con el ascendente, la persona adquirirá todas las cualidades de Júpiter pero nada mas, será desde el plano personal. Sin embargo si Júpiter esta aspectando a el nodo, esta persona tomará conciencia y nacera con una misión en esta vida, con un plebiscito de ley entre naciones por ejemplo.

Thursday, December 01, 2005

mitología griega y romana

RELIGIÓN Y MITOLOGÍA

Mª del Carmen Ponce (IES Miguel de Cervantes, Móstoles-Madrid)
1. INTRODUCCIÓN

Los hombres de las sociedades modernas explican muchos acontecimientos gracias a la ciencia, las sociedades antiguas los explicaban mediante mitos. Algunas sociedades han sido influidas por otras, como los romanos lo fueron por los griegos. Pero es importante constatar que comunidades muy alejadas unas de otras poseen mitos similares: el origen del mundo, el diluvio, el paso de una generación a otra de dioses, etc. Según Ruiz de Elvira“Mitología clásica es el conjunto de las leyendas o mitos griegos y romanos que, según testimonios que poseemos, tuvieron vigencia como tales leyendas en cualquier momento del ámbito temporal que va desde los orígenes hasta el año 600 d. C.”

Las ideas y nociones que los griegos antiguos elaboraron sobre la divinidad aparecen expuestas principalmente bajo la forma de mitos. Este sistema mitológico fue fruto de un largo proceso de fusión de cultos a divinidades ctónicas de los pueblos agricultores del Mediterráneo, y de cultos a divinidades celestiales de los pueblos de pastores indoeuropeos, que ocuparon Grecia a partir del tercer milenio a. C. Se consideran restos de épocas primitivas de la religiosidad de los griegos las asociaciones de algunos animales con unos dioses determinados, p. ej. la lechuza de Atenea.

2. LA FORMACION DE LA RELIGION GRIEGA

En un principio los dioses no eran antropomórficos. Resto de estas concepciones son algunas de las grandes fiestas . Muchas de estas fiestas tenían como finalidad apaciguar las potencias malignas. Los medios suelen ser de carácter mágico y, con frecuencia, intervienen animales sagrados o divinos. Todo ello es comprensible en el marco de pequeñas comunidades agrarias

El origen del mundo es formulado por los griegos como una generación. El Caos primordial, concebido como vacío absoluto, Nyx ( la Noche), Gea, la Tierra, genera por sí sola a Urano ( el Cielo), Ponto (el Mar) y las Montañas. Los orígenes y genealogías de los dioses están narrados en la Teogonía de Hesíodo. Gea se unirá sexualmente con sus hijos Urano y Ponto.

Los dieciocho hijos de la Tierra y Urano se distribuyen en tres grupos: los doce Titanes, los tres Cíclopes y los tres Hecatonquires o “Cien Brazos”. Los Titanes son Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto y Crono los varones, y Tea, Rea, Temis, Mnemosine, Febe y Tetis las hembras.

Los cinco hijos con el Ponto son tres varones, Nero, Taumante y Forcis, y dos hembras, Ceto y Euribia. Todos ellos en general son llamados Póntidas, son divinidades marinas.
3. LAS DIVINIDADES GRIEGAS

Junto a seres monstruosos aparecen bellas deidades antropomórficas. , los dioses son en general inmortales y eternamente jóvenes, y tienen enorme poder y facultades inaccesibles al hombre, son de mayor estatura y peso, y, en general, de gran belleza.

La divinidad es inmortal, pero no eterna. Se nos habla de diversos ciclos divinos que se han sucedido en el tiempo y a través de los cuales el poder y el dominio del universo han pasado de unas divinidades a otras.

Podemos establecer una clasificación de las divinidades griegas en:

dioses primordiales,

dioses olímpicos,

-dioses rurales y ctónicos,

- héroes o semidioses.

3.1 Los dioses primordiales

Aparecen ligados a las ideas sobre el origen del mundo. El poeta Hesíodo es la fuente más importante de que disponemos para el conocimiento de estas divinidades. Unas, meramente cósmicas (Caos, Gea, Urano, Montañas, Mar ... ); otras, de rasgos más individualizados: los Titanes. El más joven de los Titanes es Crono, padre de Zeus. Crono, persuadido por su madre Gea, que le proporcionó una hoz, le cortó los genitales a su padre, Urano. Eso permitirá el cambio de generación en el mundo de los dioses. Los genitales cayeron al mar y de esa espuma marina nacerá Afrodita, según la versión hesíodica.

3.2 Los dioses olímpicos

Triunfadores sobre Crono, se agrupan bajo el mando de Zeus. Los nuevos dioses habitan en las cimas del Olimpo. No conocen la enfermedad ni la vejez, pero comparten con los hombres toda clase de vicios y pasiones.


En torno a Zeus, padre de los dioses y los hombres, se mueven las figuras de los grandes dioses. Es el dios de la tormenta. El animal que le representa es el águila. Se sienta en el trono con el cetro en una mano o bien se le representa arrojando el rayo.
Hera, hermana y esposa de Zeus, protectora del matrimonio. Siempre malhumorada, pendiente de las aventuras amorosas de Zeus y maquinando venganza contra las amantes y los hijos de éste. El animal que la representa es el pavo real.
Posidón, hermano de Zeus, dios del mar; su atributo es el tridente que blande cuando quiere castigar a los mortales y provoca terremotos y movimientos del mar.

Hades, hermano de Zeus, dios del mundo de ultratumba; vive rodeado de divinidades infernales como el Can Cerbero, monstruoso perro de tres cabezas que vigila la puerta del reino de los muertos. Rapta a Perséfone, convirtiéndola en su esposa.

Deméter, hermana de Zeus, diosa de la fertilidad de los campos; tiene una hija, Perséfone, a la que está íntimamente unida.

Hestia, hermana de Zeus, diosa del hogar.


Atenea, hija de Zeus, nacida de la cabeza del dios, diosa de la sabiduría y de la guerra justa.

Su animal representativo es la lechuza y el árbol es el olivo por haber enseñado a los hombres a cultivarlo.
Apolo, hijo de Zeus y de Leto, dios de las artes y de la adivinación. Preside el coro de las nueve Musas. Se le representa con la lira o cítara en la mano y coronado de laurel.


Ártemis, hija de Zeus y Leto, diosa de los bosques y de la caza. Celosa guardiana de su virginidad. Se la representa con un arco y carcaj lleno de flechas acompañada de un ciervo y a veces los perros de caza


Hermes, hijo de Zeus y de la ninfa Maya, dios del comercio, protector de viajeros y ladrones, mensajero de los dioses, conduce las almas de los muertos; son símbolos de Hermes el "pétasos" o gorro con alas y las sandalias aladas, elementos que le facilitan el vuelo y el caduceo, bastón en el que se enroscan dos serpientes.

Ares, hijo de Zeus y Hera, dios de la guerra. Se le representa siempre con armas. Representa la muerte, el dolor y la destrucción.

Hefesto, hijo de Zeus y Hera, según otras versiones solo de Hera, dios de la fragua y de los trabajos manuales. Nació deforme, por lo que su madre lo rechazó y arrojó desde el Olimpo, de ahí su cojera.

Afrodita, surgida de la espuma del mar según una versión, sería por tanto anterior a Zeus, diosa del amor. Según Homero es hija de Zeus y de Dione y por ello acata los designios del soberano como los demás dioses. Le fue asignado por esposo el más feo de los dioses, Hefesto, pero le es infiel con dioses y mortales.

Dioniso, hijo de Zeus y la mortal Sémele, elevado al rango de divinidad, dios del vino y del teatro. Se le reconoce por la corona de ramas de vid y los tirsos o ramas de yedra



El origen y atributos de estas divinidades no siempre está claro. Las versiones míticas se entrecruzan con mucha frecuencia. Algunas deidades se incorporaron tardíamente al panteón olímpico y se fundieron con otras existentes.

A continuación de los dioses mayores, venía una hueste de deidades inferiores, de la que es imposible dar una lista completa. A grandes rasgos se las puede clasificar de¡ siguiente modo:

3.2.1 Mensajeros o servidores de las divinidades principales

Tales como Iris, Hebe, Ganímedes, las Gracias, Las Horas, etc.

3.2.2 Deidades marítimas

Entre las cuales, además de Anfítitre y Tritón, consorte e hijo de Posidón respectivamente, tenemos que mencionar a Océano y a Tetis, las Nereidas, Proteo, etc.

3.2.3 Personificación de ciertas fuerzas morales

Algunas merecedoras de cultos propios, y otras, meras abstracciones alegóricas, tales como

"Nike", la Victoria; "Némesis", la Venganza, etc.
3.3 Los dioses rurales y ctónicos

Pan, dios arcadio de ganados y pastores, los sátiros, las ninfas, etc. Deméter y su hija Perséfone proceden de esa religión rural.
3.4 Los héroes o semidioses

Los héroes eran sobre todo mortales deificados, y ocupaban en consecuencia un lugar intermedio entre los dioses y los hombres, corno en el caso de Heracles. Suelen aparecer como patrones de gremios, tribus, así Teseo, rey legendario de Atenas, etc.
4. FORMAS Y ELEMENTOS DE CULTO

De la aportación doria a las creencias religiosas dos elementos deben ser señalados :

1) la incineración de los muertos y la edificación de templos, los más antiguos de los cuales datan del s. IX a. C. si aceptamos que los templos se asemejaban a las casas humanas, es una prueba de que el antropomorfismo triunfó en esta época.

El lugar consagrado al culto de las divinidades comprendía dos cosas esenciales­: un recinto sagrado en el cual había un altar para el sacrificio

Cuando, además, se había construido un templo propiamente tal, un edificio, éste ofrecía como sitio principal un templo en donde se conservaba la imagen de la deidad y que generalmente daba el frente al este. El templo era la morada del dios y los sacerdotes y sacerdotisas eran sus servidores. En época posterior, el templo se dividía en tres zonas: pronaos o pórtico, naos o "cella" y opistodomo, destinado para almacén o tesoro.

Los templos no estaban concebidos para que dentro de ellos se instalasen los fieles. Éstos se amontonaban fuera, en el recinto exterior.

El templo debía poseer cierto patrimonio en dinero acuñado, en esclavos, en terrenos, que era administrado y vigilado por funcionarios públicos.

Para complacer a la divinidad y gozar de su protección, los antiguos ofrecían a los dioses sacrificios de dos tipos:

a) Cruentos, de animales, en los que se inmolaban animales cuyas características variaban según el dios y

b) Incruentos, de productos del campo: leche, miel, vino, etc.

Eran actos litúrgicos que no necesariamente se celebraban a diario y que tenían que ser presididos por un sacerdote. La función sacerdotal podía ser temporal. El sacerdote tenía que respetar escrupulosamente el rito de acuerdo con la tradición: no ejercía control dogmático ya que ninguna revelación ni libro sagrado imponían dogmas.

Los griegos elevaban plegarias a lo dioses para obtener su ayuda en cualquier empresa que juzgaran importante. El orante debía atenerse, en general, al siguiente ritual: abluciones purificatorias; revestirse con un vestido limpio y elevar sus brazos hacia el cielo con las palmas de las manos hacia arriba si se dirigía a los dioses celestiales o enderezadas hacia adelante si se dirigía a los dioses marinos. En ciertos casos se pide el castigo de algún enemigo, se maldice a alguien, y generalmente va dirigida a las deidades infernales: el orante se hinca de rodillas o se sienta en el suelo y acompaña sus palabras con fuertes golpes de las manos sobre la tierra.

Frente a la idea cristiana de que para Dios no hay nada imposible, los olímpicos están sometidos al orden del mundo.

Para los griegos era un deber ineludible enterrar a los muertos ya que las almas de los que no recibían sepultura ni rito funerario alguno estaban condenadas a vagar ( cf. el conflicto de Antígona). Sin embargo esta norma no se respetaba con los ladrones de templos, con los suicidas ni con los delincuentes ajusticiados.

Le ponían un óbolo en la boca, para que sirviera para pagar el paso de la laguna Estigia. Lavaban y ungían el cadáver, lo vestían con sus mejores ropas y lo exponían. Al día siguiente era llevado por sus familiares o esclavos.

En época clásica existían los dos procedimientos, inhumación e incineración. En este último caso las cenizas eran recogidas en una urna o vasija. En el caso de inhumación se le acompañaba con el ajuar
5. ORÁCULOS Y CULTOS MISTERICOS

Desde el s VII a. C. y durante toda la época arcaica recorren todos los confines de Grecia corrientes religiosas de signo totalmente diferente a las que acabamos de ver, caracterizadas todas ellas por rituales especiales tendentes a la unión con la divinidad y por doctrinas dualistas que oponían radicalmente el cuerpo y el alma.

En todos los casos se trata de creencias importadas. Los propios griegos reconocían en Dioniso, el dios que domina toda la corriente mística, un dios extranjero. El dionisismo se expresó especialmente a través de las "orgías" de las que Eurípides en las Bacantes nos ha dejado una descripción impresionante. Se celebraban de noche y quedaban excluidos de los "misterios" los no iniciados. Las mujeres (ménades) tenían un papel predominante. Conducidas por un joven sacerdote, poseído por el dios, ejecutaban una danza desenfrenada, al son de la flauta y el tímpano, por las montañas. Los gritos, el vino, la excitación de la música y la danza, las transportaba a un grado de frenesí hasta que alcanzaban el éxtasis (o salida de sí mismas). En tal estado tenían visiones y despedazaban a un animal cuya carne cruda comían en una especie de comunión.

El entusiasmo y la creencia en la inmortalidad se unieron finalmente en los misterios órficos, relacionados con el culto orgiástico de Baco. Con este culto y con el nombre de Orfeo se enlaza la religión de salvación, absolutamente nueva para los griegos. Según el orfismo, los hombres han nacido de la ceniza de los titanes aniquilados por el rayo de Zeus. Creían en la doctrina de reencarnación y la trasmigración de las almas.

La adivinación era la interpretación de la voluntad de los dioses. Cuando se practicaba para buscar respuestas sobre cosas desconocidas del pasado, del presente y del futuro, recibía el nombre de oráculo. Los antiguos creían que la divinidad podía inspirar en un sacerdote o sacerdotisa un estado de entusiasmo que era interpretado como una posesión del dios. Las respuestas que daban los oráculos eran casi siempre ambiguas y enigmáticas. Puesto que en los oráculos se consultaba muchas veces sobre los cuestiones de las ciudades‑estado de Grecia, en ciertas épocas, los santuarios, como Delfos, influyeron en la vida política de las polis o bien intervinieron en la finalización de nuevas colonias.

Los oráculos de Apolo eran innumerables y su reputación se extendió incluso entre los bárbaros. Sin embargo, Apolo fue, sobre todo, el dios de Delos y Delfos. En Delfos vaticinaba a través de la Pitia.
6. LA RELIGIÓN ROMANA

En un principio la religión romana giró en torno a la idea de “numen” o fuerza divina. Esta divinidad carecía de representación humana y no necesitaba templo.

Destacó después la primera tríada: Júpiter, Marte y Quirino.

Los tres últimos reyes que gobernaron Roma fueron de origen etrusco, dejándose sentir su influencia también en el campo religioso. La religión etrusca ya había asimilado muchos elementos griegos, sobre todo el antropomorfismo. Se sustituye entonces la tríada de origen indoeuropeo por la formada por Júpiter, Juno y Minerva, conocida como capitolina.

Con la conquista de la Magna Grecia en el s. III a.C., la influencia griega se intensificó y los dioses romanos acabaron por asimilarse a los griegos:

En época imperial, además de instaurarse el culto al emperador, comenzaron a introducirse en Roma diversos cultos y religiones procedentes de Oriente ( Isis, Osiris...), entre los que cabe incluir el cristianismo.

El sacerdocio en Roma era un cargo vitalicio y de gran importancia política. Los pontífices tenían la autoridad suprema sobre el calendario religioso. Los augures eran los encargados de interpretar las señales de los dioses de varias maneras: observando el vuelo de las aves, interpretando las entrañas del animal sacrificado, los fenómenos metereológicos, los sueños, etc.



EJERCICIOS

Proyecto Clío

Ruiz de Elvira, Antonio: Mitología clásica. Ed. Gredos, Madrid, 1988.

De la tierra

cf. Teogonía 116 y ss.

HESIODO: Teogonía. vv. 155 y ss. Trad. A. Pérez Jiménez y A. Martínez Díez. Ed. Gredos, 1983.

" Pues bien, cuantos nacieron de Gea y Urano, los hijos más terribles, estaban irritados con su padre desde siempre. Y cada vez que alguno de ellos estaba a punto de nacer, Urano los retenía a todos ocultos en el seno de Gea, sin dejarles salir a la luz y se gozaba cínicamente con su malvada acción.

La monstruosa Gea, a punto de reventar, se quejaba en su interior y urdió una cruel artimaña.[…]

[…] Puso en sus manos una hoz de agudos dientes y simuló perfectamente la trampa.

Vino el poderoso Urano conduciendo la noche, se echó sobre la tierra ansioso de amor y se extendió por todas partes. El hijo, saliendo de su escondite, logró alcanzarle con la mano izquierda, empuñó con la derecha la prodigiosa hoz, enorme y de afilados dientes, apresuradamente segó los genitales de su padre y luego los arrojó a la ventura por detrás.
No en vano escaparon aquellos de su mano. Pues cuantas gotas de sangre salpicaron, todas las recogió Gea.[…] En cuanto a los genitales, desde el preciso instante en que los cercenó con el acero y los arrojó lejos del continente en el tempestuoso ponto, fueron luego llevados por el piélago durante mucho tiempo. A su alrededor surgía del miembro inmortal una blanca espuma y en medio de ella nació una doncella.
Por el templo que se construyó en el Capitolio en esa época.
Ilustración sacada del libro Mitologías, ed. Fleurus-Panini, Francia, 2000

Tuesday, November 29, 2005

¿que es un mito?

¿que es mito?
La más simple de las definiciones que se pueden dar es: "Fábula, ficción alegórica, especialmente en materia religiosa". Esta explicación se limita a hacer una traducción literal del griego que no aclara las razones fundamentales de su ser en otros ámbitos más significativos como el cultural, histórico, literario, filosófico…
Una idea que comparten todos los autores que escriben sobre el mito es su finalidad: tratar de dar explicación al origen de la vida y a las demás cuestiones filosóficas tradicionales (a dónde vamos, quiénes somos…).

EJEMPLOS DE MITOS

a) Mitos teogónicos: Relatan el origen y la historia de los dioses. Por ejemplo, Atenea surgiendo armada de la cabeza de Zeus. A veces, en las sociedades de tipo arcaico, los dioses no son preexistentes al hombre. Por el contrario, frecuentemente los hombres pueden transformarse en cosas, en animales y en dioses. Los dioses no siempre son tratados con respeto: están muy cercanos a los hombres y pueden ser héroes o víctimas de aventuras parecidas a las de los hombres.
b) Mitos cosmogónicos: Intentan explicar la creación del mundo. Son los más universalmente extendidos y de los que existe mayor cantidad. A menudo, la tierra, se considera como originada de un océano primigenio. A veces, una raza de gigantes, como los titanes, desempeña una función determinante en esta creación; en este caso tales gigantes, que son semidioses, constituyen la primera población de la tierra. Por su parte, el hombre puede ser creado a partir de cualquier materia, guijarro o puñado de tierra, a partir de un animal, de una planta o de un árbol. Los dioses le enseñan a vivir sobre la tierra.
c) Mitos etiológicos: Explican el origen de los seres y de las cosas; intentan dar una explicación a las peculiaridades del presente. No constituyen forzosamente un conjunto coherente y a veces toman la apariencia de fábulas.
d) Mitos escatológicos: Son los que intentan explicar el futuro, el fin del mundo; actualmente, en nuestras sociedades aún tienen amplia audiencia. Estos mitos comprenden dos clases principales: los del fin del mundo por el agua, o por el fuego. A menudo tienen un origen astrológico. La inminencia del fin se anuncia por una mayor frecuencia de eclipses, terremotos, y toda clase de catástrofes naturales inexplicables, y que aterrorizan a los humanos.
e) Mitos morales: Aparecen en casi todas las sociedades: lucha del bien y del mal, ángeles y demonio, etc. En definitiva, los inventos y las técnicas particularmente importantes para un grupo social dado se hallan sacralizadas en un mito. Los ritos periódicos contribuyen a asegurar su perennidad y constituyen de esta forma una especie de seguro para los hombres. Las fiestas a que dan lugar son para los hombres ocasión de comunicarse con las fuerzas sobrenaturales y de asegurarse su benevolencia.